Arquitectura religiosa

Iglesia de Iurreta

Por lo que respecta a la Arquitectura religiosa, la prin­cipal construcción la constituye la iglesia parroquial de San Miguel Arcángel de Iurreta. El actual edificio se construyó a inicios del siglo XIX tras el derribo de la anterior, siendo inaugurada el día San Miguel, 29 de septiembre de 1815. Diseñada por Alejo de Miranda está inspirada en la iglesia de Larrabezúa realizada por Ventura Rodríguez en 1777. Al lado de la iglesia se alza la torre de campanas, ejecutada en estilo rococó iniciada en 1753 y finalizada en 1788. Distribuida en tres o cuatro cuerpos superpuestos en progresión decreciente: un cuerpo base, cuadrangular y ciego; un segundo con la apertura de los ventanales de campanas, rodeado por un decorativo balaustre; la cúpula superior y una linterna de adorno. Deteriorada en el año 1833 por un rayo, fue reparada bajo la dirección de Francisco M'" de Aguirre. El interior de la iglesia lo preside un retablo moderno que alberga la imagen de San Miguel Arcángel, procedente de otro anterior. En un lateral se sitúa otro altar ejecutado hace pocos años por el artista Pablo Cuevas "Aizeoiala".

Un elemento de especial interés en este apartado de la arquitectura religiosa, lo constituyen las ermitas sitas en montes y barriadas de Iurreta. Las mismas son actualmente diez: Andra María de Goiuria, San Martin de Amatza, San Mamés de Garaizar, Santiago de Orozketa, Santa Marína de Uribe, Santos Antonios de Gastañatza, San Marco de Orobio, Santa Apo­lonia de Arandia, San Sebastián y San Fausto de Bakixa y San Andrés de Lazkoitia.

Edificio histórico

De entre todas, y sin menospreciar la afección que a estos lugares guardan principalmente los vecinos de la zona, destacan la ermita de Goiuría, la cual ostenta en su pórtico una hermosa ventana prerománica de tradición mozárabe del siglo XI. De sus cercanías se trasladaron al Museo Histórico de Bizkaia en Bilbao, donde se hallan expuestas al público, varias estelas sepulcrales del siglo XI. San Martin de Amatza según diversos historiadores sería la que fue donada a San Millán de la Cogolla el 26 de Agosto de 1072. En su parte posterior ostenta también una ventana prerománica, así como una saetera decorada. La ermita de Santa Apolonia, también conocida como San Julián de Arandia, ya es citada en el año 1075. Presenta en su interior un interesante ábside circular y un hermoso retablo presidido por Santa Apolonia, abogada contra el dolor de muelas. También el resto de las ermitas presenta interesantes elementos artísticos, como puertas de arco apuntado, saeteras, ... así como unos entornos y vistas que las hacen dignas de ser visitadas.