Historia de Iurreta (2)

Durante muchos siglos la industria ferrona, junto con las actividades agrícolas y ganaderas, han sido las bases de su economía. El historiador Juan E. Delmas al editar su obra "Guía histórica descriptiva del viajero en el Señorío de Vizcaya en 1864" la considera una de las más fabriles de Bizkaia con seis herrerías. El siglo XVIII constituyó la época floreciente de esta industria.

Edificio histórico

Las guerras contra Francia a finales de dicho siglo y otras razones, hacen que las ferrerías se vayan cerrando o transformándose hacia otros usos como molinos o centrales eléctricas. Es notoria en el desarrollo económico de la Anteiglesia de Iurreta a lo largo de los siglos la importancia del rio Ibaizábal o de los ríos Orobio y Zaldai, al disponer en ellos las ferrerías, molinos, etc. de un caudal de agua regular a lo largo del año.

En 1442 Gómez González de Butrón trata de quemar la casa-torre de Muntsaraz en Abadiño, fracasado el intento arrasa en su retirada la torre de Arandia en Iurreta y la de Berna en Etxano.

A lo largo del siglo XIX se ve involucrado en las numerosas con­tiendas guerreras que asolaron la geografía vasca. Entre otras en 1808, en la Guerra de la Independencia, Iurreta, principalmente las zonas de Orobio y Bakixa, se ve afectada por la batalla de Zornotza en la que se enfrentaron las tropas españolas y francesas.

La situación de una gran parte de Iurreta a la vera del río Ibaizábal, ha determinado que las riadas del mismo hayan sido un factor económico y social influyente. La más antigua de la que tenemos referencia se produjo el 8 de septiembre de 1651. Por lo que respecta al siglo pasado, en mayo de 1801 subieron las aguas hasta una cruz que había junto a la ferrería de Arandia. También hubo otras importantes inundaciones, con las consecuentes pérdidas económicas que acarreaba a sembrados, ferrerías y molinos situados junto al mismo, el 5 de febrero de 1830, el 20 de mayo de 1840 que cubrió el camino real a su paso por Arandia... Recientes aún en la memoria de los iurretarras son las sufridas el15 de octubre de 1953 o la del 26 de agosto de 1983 que tantos daños generó en viviendas, garajes y comercios de Iurreta.

Edificio histórico

En los inicios del siglo XX se desarrolla en el Duranguesado un proceso de industrialización, proceso al cual no es ajeno Iurreta. El poseer zonas llanas a los márgenes del río Ibaizábal y buenas comunicaciones hacen que zonas como Arandia, Mallabiena, Sta. Apolonia,... tengan un fuerte atractivo a la hora de instalarse las industrias. Este proceso se desarrolla principalmente pasados los años 50, instalándose Celulosas del Nervión en 1951, Fundiciones lrubaserri en 1961, Fundiciones Amboto en 1962,... aunque anteriormente ya se habían establecido Fundiciones Echevarría y Cía. o Maquinaria Agrícola Zaga en 1940.

En 1926, durante la dictadura de Primo de Rivera y en contra de la opinión mayoritaria de los vecinos, tal y como consta documentalmente, se procedió el 12 de noviembre a la anexión de la Anteiglesia de Iurreta a la Villa de Durango.

Las razones que condujeron a la pérdida de su libertad e identidad como pueblo se han de encontrar en las pretensiones expansionistas de la Villa de Durango, que dada su pequeña extensión territorial desea ampliar el término municipal en un momento de fuerte industrialización de la comarca tal y como ha quedado señalado anteriormente.

Ante este hecho los habitantes de Iurreta tratarán en la década de los años treinta, con la instauración de la 11 República, separarse de la Villa de Durango, siendo estos intentos frustrados por la Guerra Civil (1936-1939) y la posterior dictadura del General Franco. Durante los años de la misma, se desarrollaron algunos movimientos en aras a recuperar, aunque sea parcialmente, esa antigua libertad; solicitan­do el reconocimiento de Iurreta como "Entidad local menor" petición que no fue atendida. Tras la muerte del General Franco nuevamente se trabaja en aras a lograr la anhelada desanexión. Tras arduas negociaciones la misma se hace efectiva el día 1 de enero de 1990.