Noticias

 

La Brigada Municipal de Iurreta contará en breve, una vez terminada el proceso de adjudicación iniciado, con dos nuevos vehículos para llevar a cabo sus laborales habituales (traslado de equipos, mantenimiento de infraestructuras, obras menores, traslado de los propios trabajadores de la Brigada…). Se trata de dos coches de los denominados 100% eléctricos y una autonomía suficiente para los servicios que vayan a prestar.

Con esta adquisición, el Ayuntamiento ratifica su compromiso con el medio ambiente y su apuesta por la eficiencia energética mediante una nueva medida que complementa a las que ya se están llevando a cabo en esta materia en los últimos años.

La compra de estos  nuevos vehículos saldrá a licitación en las próximas semanas  con un coste de 37.000€ cada uno de ellos y con un sistema de arrendamiento para cinco años en el que está incluido el mantenimiento, seguros, ruedas, etc. Estos coches  son  los primeros  de estas características en la flota municipal, aunque ya  circula desde hace unos años un vehículo hibrido (combina dos motorizaciones, un motor de combustión interna y otro alimentado por nitrógeno). “Tenemos que estar al frente de las acciones para abordar la transición energética, por ello desde el Ayuntamiento se ha decidido ir sustituyendo los tradicionales vehículos por otros que tengan más en cuenta la eficiencia y el ahorro energético. Paulatinamente iremos sustituyendo el resto de vehículos por otros que utilicen combustibles alternativos”, explica el alcalde Iñaki Totorikaguena.

La decisión de comprar  nuevos vehículos es consecuencia de la baja de los otros vehículos de la Brigada que tras 15 años de servicio ininterrumpido les ha llegado la hora de ‘retirarse’.

El Ayuntamiento de Iurreta ha recibido en los últimos años diversos reconocimientos por su labor en materia de eficiencia energética, que incluyen actuaciones de reducción de las emisiones de CO2, ahorro energético y utilización de fuentes de energía renovables. “Actuaciones que incluyen la progresiva sustitución de luminarias tradicionales en el alumbrado público por otras de tipo LED o  la instalación en el edificio del ayuntamiento de sistema de geotermia para calefacción y aire acondicionado.”, indica el alcalde Iñaki Totorikaguena.

Además, está prevista la instalación de sistemas de telegestión en los cuadros del alumbrado, que permiten hacer un mejor control del uso energético, así como, el impulso de criterios medioambientales en diferentes aspectos del Plan General de Ordenación Urbana actualmente en redacción.

Se ha llevado a cabo, asimismo, un proceso de modificación de los contratos de suministro de electricidad y gas, con lo que se logra ahorros económicos y energéticos y se ajusta la potencia al uso real que se hace de la energía.