Noticias

 
  • En esta segunda fase serán 63 las viviendas que se protegerán.
  • El Ayuntamiento de Iurreta pone en marcha la segunda fase del servicio de prevención de incendios para mayores de 80 años
  • El servicio es gratuito ya que el costo lo asume el ayuntamiento.

El Ayuntamiento de Iurreta pondrá en marcha en los próximos días la segunda fase del servicio de prevención de incendios domésticos y detección de necesidades sociales de las personas mayores de 80 años que viven solas o acompañadas de otras personas mayores en el municipio.

En esta ocasión serán 63 viviendas las que se sumarán a las 152 viviendas protegidas de la primera fase, el ayuntamiento tiene así el propósito de actualizar el número de personas usuarias que cumplen los requisitos de acceso al servicio garantizando la protección de las personas destinatarias, así como del vecindario próximo.

Tal y como señala el alcalde del municipio Iñaki Totorikaguena “si bien estas personas gozan de grandes niveles de autonomía que les permiten vivir solas, puede haber pequeños problemas de movilidad reducida, pequeñas pérdidas físicas, alteraciones sensoriales o pequeños deterioros cognitivos u olvidos que aumentan el riesgo de sufrir un incendio al tardar más en reaccionar, teniendo consecuencias para ellos mismos y para los demás, y con este servicio se minimizan los riesgos”.

El Ayuntamiento de Iurreta enviará cartas a estas personas ya que, para instalar este servicio, técnicos correctamente acreditados visitarán el domicilio de la persona mayor y realizarán un análisis de riesgos con el fin de identificar posibles riesgos. De esta manera se podrán reducir los tiempos de reacción y llevar a cabo una evacuación rápida También se instalarán detectores que avisan de la presencia de humo en la vivienda mediante una alarma sonora muy fuerte. Y por último, se elaboraran croquis de dichas viviendas para facilitar posibles evacuaciones en caso de emergencia.

Con el objetivo de reforzar la seguridad y para que este colectivo pueda seguir viviendo en su entorno el mayor tiempo posible de una forma más segura también se revisarán todos los detectores de humo instalados en la fase anterior, sustituyendo las baterías, limpiando los dispositivos y testando el correcto funcionamiento de los mismos.

En todas estas visitas domiciliarias se mantendrán entrevistas sociales para hacer un seguimiento de las necesidades sociales del colectivo dentro del Observatorio Municipal que se puso en marcha hace aproximadamente dos años y poder atender a las personas que se encuentran en situación de especial vulnerabilidad e intentar mejorar las condiciones de vida de quienes sufren más dificultades.

Teniendo en cuenta que este servicio garantiza la protección de las personas destinatarias y también del vecindario próximo, se prestará de manera gratuita siendo el Ayuntamiento quien asuma el coste al que dará lugar, de manera que no supondrá ningún coste adicional para las personas beneficiarias a las que está destinado.